El vicegobernador Daniel Capitanich junto a los ministros de Producción Marcelo Repetto y de Industria Gustavo Ferrer, recorrió este miércoles las instalaciones de la planta de chacinados “La Hermoseña”, ubicada en la localidad de Hermoso Campo, dónde destacó la importancia de su reactivación, proceso que será acompañado por el Gobierno provincial, en un trabajo articulado que involucrará a distintas áreas del Estado y el sector privado.

“Esta fábrica estuvo paralizada durante muchos años. Apareció la alternativa de aunar esfuerzos entre el sector público y el privado, con un Estado presente que propicia la reactivación y la generación  de puestos de trabajo directos e indirectos”, aseguró el funcionario, a quien también acompañó en la recorrida el intendente de esa localidad Diógenes Requena.

Capitanich comentó que está casi concluida la etapa de renovación de las maquinarias, además del sistema eléctrico, desagües y las condiciones bromatológicas, entre otros, aspectos que son esenciales para la posterior puesta en marcha de esta planta.

El vicegobernador valoró el trabajo realizado por los Ministerios de Producción y de Industria en este proceso de reactivación de esta planta y remarcó la importancia de un Estado presente que garantice la mejora de la calidad de vida de sus pobladores en pos del crecimiento de los distintos emprendimientos.

DESAFIO PRODUCTIVO

En tanto, el ministro de Producción Marcelo Repetto, quien en la recorrida junto al vicegobernador estuvo acompañado por el subsecretario de Ganadería Sebastián Bravo y el director de Producción Animal Carlos Corsi, afirmó que “este es un desafío para el Gobierno del Chaco, donde el objetivo central es unir todos los eslabones de la cadena, desde el productor hasta el consumidor”.

Agregó Repetto que “hoy estamos recorriendo esta planta industrial, observando sus maquinarias y todo lo que hace falta para volver a ponerla en marcha. Estamos trabajando en forma articulada todas las áreas del Gobierno para alcanzar esa meta y cumplir con el pedido que nos hizo el gobernador Peppo”.

“El principal desafío es que La Hermoseña vuelva a producir productos procesados y elaborados en el Chaco, con materia prima aportada por los productores chaqueños”, indicó el ministro Repetto.

INFRAESTRUCTURA DE PRIMER NIVEL

Por su parte, el ministro de Industria Gustavo Ferrer señaló que la planta cuenta con una infraestructura sólida para la industrialización de productos vinculados tanto con la actividad porcina como con la actividad vacuna. “Nuestro reto ahora está en generar todo un proceso de valor agregado pero vinculado a las materias primas que se producen en la provincia”, manifestó.

Agregó que la idea es trabajar  en la provincia sobre las carnes y textiles para generar un fuerte impacto de desarrollo.

GENERACIÓN DE TRABAJO

El intendente de Hermoso Campo, Diógenes Requena, destacó los avances que se realizaron en esta etapa previa que concluirá con la puesta en funcionamiento de la fábrica de chacinados. “Estamos ansiosos de que La Hermoseña empiece a funcionar, generando valor agregado y trabajo para que nuestros pequeños y medianos productores puedan insertar su producción”.

Requena agradeció el apoyo del Estado provincial para que el proyecto pueda llevarse adelante, indicando al respecto que “esto pasó a ser una cuestión de Estado y estamos a punto de que empiece a dar sus frutos, que la gente empiece a trabajar y a generar ingresos para nuestra localidad”.