El gobernador Domingo Peppo se reunió con el director de la ONG Red Yaguareté, Nicolás Lodeiro Ocampo, una fundación sin fines de lucro destinada a la protección del tigre americano en la República Argentina. Durante el encuentro, se analizó la situación de peligro en la que se encuentra la especie en la provincia del Chaco y se definió trabajar en una agenda conjunta para fomentar su cuidado y luchar contra la caza furtiva.

“Destacamos el rol de la ONG y les dejo mi compromiso de llevar adelante una agenda de acciones para fomentar la protección del yaguareté a través de políticas que refuercen los controles de caza furtiva y fortalecer el cuidado de las áreas protegidas en la provincia”, afirmó el gobernador.

En la oportunidad, el mandatario detalló que se habló “de fortalecer la concepción colectiva del cuidado, prevención y para que aumente la cantidad de especies que existen en la provincia”.  Para ello buscarán concretar una serie de convenios: “Esto se condice con una fuerte política de protección, eliminación de los mitos y comenzar el cuidado para evitar la caza pero reforzando la presencia del Estado a través de la actividad constante, tomando ejemplos de trabajos realizados por la ONG en Misiones”, mencionó el gobernador chaqueño.

“Debemos crear áreas nuevas, asignar recursos para la activación de protocolos de intervención de trabajo y cuidado teniendo en cuenta que el medio ambiente y la riqueza del Chaco es fundamental para el desarrollo de la provincia”, remarcó.

En ese sentido, aludió: “la idea es fortalecer el trabajo guardaparques, crear una institución con más recursos y una fuerte política de concientización y ampliación de zonas de reservas lo que queremos ir incorporando de forma progresiva en el Chaco”.

Fortalecer los controles

Por su parte el titular de la Fundación, Nicolás Lodeiro Ocampo, señaló que lo primordial “es fortalecer el control y terminar la cacería en la región de Salta, Formosa, Chaco y Santiago del Estero” y agregó: “todavía hay una superficie de monte en la provincia del Chaco que puede albergar yaguaretés”.

“Lo que propusimos al gobernador es una serie de medidas que tiene que ver con la creación de nuevas áreas protegidas en la provincia y la mejor implementación de las que ya existen como el Parque Provincial Fuerte Esperanza y Loro Hablador”, afirmó.

Lodeiro también se refirió a la necesidad de “institucionalizar de un cuerpo de guardaparques, dictar capacitaciones y dotarlos de todos los instrumentos  para que puedan cumplir con su rol de cuidar las áreas protegidas y fortalecer el control de cacería en todas las regiones”. Además, reclamar penas más duras contra cazadores: “hoy lo que se requiere que el Estado defienda a las especies desde el Fiscalía de Estado que querelle e impulse las penas para mostrar al que quiere seguir cazando, que esto le saldrá muy caro desde el punto de vista económico y penal”, enfatizó.

“Estamos en el momento en el que vemos como se extingue en nuestras narices, tenemos alrededor de 25 yaguaretés en la región y contar con la palabra del gobernador y que instruya a su gente para se aboquen a estas acciones es muy importante y gratificante para nosotros”, finalizó.